sábado, 3 de agosto de 2013

Neptuno y sus lunas

En este nuevo tema, hablaremos de otro vecino nuestro, aunque sea el vecino más alejado de nosotros una vez que le quitaron a Plutón la categoría de planeta. Vamos a hablar de Neptuno y sus lunas.

    "Neptuno es el octavo planeta en distancia respecto al Sol y el más lejano del Sistema Solar. Forma parte de los denominados planetas exteriores o gigantes gaseosos, y es el primero que fue descubierto gracias a predicciones matemáticas. Su nombre fue puesto en honor al dios romano del mar —Neptuno—, y es el cuarto planeta en diámetro y el tercero más grande en masa. Su masa es diecisiete veces la de la Tierra y ligeramente más masivo que su planeta «gemelo» Urano, que tiene quince masas terrestres y no es tan denso."
    —Wikipedia

Lo primero que vamos a encontrarnos en este planeta es que es totalmente distinto a los otros que ya hemos visto (Mercurio, Venus y la Tierra). Y es que éste es un planeta de los llamados gaseosos. ¿Los recuerdan?, son esos planetas formados por una gran bola de gases, en cuyo interior se supone (aunque aún no se conoce a ciencia cierta) que existe un núcleo rocoso.
Estructura interna de Neptuno
Estructura interna de Neptuno


En nuestro tweet ganador, ya vemos la primera semejanza con otros planetas gaseosos de nuestro Sistema Solar.

Great Dark Spot, o la Gran Mancha Oscura, es una gran depresión en la atmósfera que desapareció en 1994, aunque más tarde apareció otra algo más pequeña y clara.

El descubrimiento de esta característica y de otras muchas se las debemos en gran medida a la sonda Voyager 2, lanzada a los confines del Sistema Solar, que al pasar por las cercanías de Neptuno puedo estudiarlo y enviarnos datos sobre él. A esta misión le debemos conocer, por ejemplo, el aspecto de sus lunas.


Y es que, debido a su lejanía del Sol (nada menos que 30 UA, o lo que es lo mismo, 4 horas-luz), el descubrimiento de Neptuno fue algo complicado.


En realidad, Galileo ya observó Neptuno, pero lo confundió con una estrella, dejando señalada su posición en sus mapas. Fue tras el descubrimiento del planeta Urano cuando pudo ser confirmada su presencia.

A partir de ese momento, y como sucede con el resto de objetos descubiertos en el Universo, se comenzó su observación, su estudio y, por tanto, empezamos a conocer datos sobre él. Descubrimos, por ejemplo, que Neptuno también posee un sistema de anillos como los de sus hermanos gaseosos, pero...


No son como los de Saturno, evidentemente, pero es un sistema de anillos, que fue descubierto en 1968 y confirmado nuevamente por la misión Voyager 2 en 1989.

También sabemos que posee 14 lunas: Tritón, Nereida, Proteo, Despina, Náyade, Larisa, Talasa, Galatea, Sao, Neso, Halimede, Psámate, Laomedeia y S/2004 N1, que aún no tiene nombre, ya que su descubrimiento fue anunciado recientemente.


Tritón es uno de los objetos más fríos del Sistema Solar, con temperaturas que alcanzan los -235 ºC, siendo uno de los pocos satélites que son geológicamente activos. Además de girar de forma contraria a la rotación del planeta, se cree que proviene del Cinturón de Kuiper, porque posee una composición parecida a la de Plutón.

Y continuamos con Neptuno. Su año es el mayor de todos los planetas del Sistema Solar, durando nada más y nada menos que ¡164 años terrestres! Lo que significa que desde su descubrimiento sólo hemos podido observar un año completo.


A su enorme distancia al Sol, hay que sumarle que es el planeta con la velocidad orbital más lenta del Sistema Solar, tal y como dicta la tercera ley de Kepler. Además, su órbita se cruza con la de Plutón, permaneciendo a veces el planeta enano más cerca del Sol que Neptuno, momento tras el cual se vuelven a cruzar para volver a sus respectivas posiciones.

¿Te está apeteciendo observar Neptuno, sus anillos y sus satélites? Pues prepárate, porque no va a ser fácil. Neptuno está muy lejos, no es demasiado grande y no tiene mucho brillo.


De manera que, si lo quieres ver, vas a tener que recurrir a la paciencia, al conocimiento profundo del cielo, o a un telescopio profesional. Todo ello a pesar de su gran tamaño en comparación con la Tierra.
Comparación a escala de los tamaños de la Tierra y Neptuno
Comparación a escala de los tamaños de la Tierra y Neptuno

O también puedes optar por observar la imágenes que recibimos de la misión Voyager 2.


Pero aquí no terminan las particularidades de Neptuno. No le basta con ser el planeta más lejano al Sol, ni ser el que tiene el año más largo, o tener la luna más fría; Neptuno y su sistema lunar tiene también otras curiosidades que lo hacen un planeta muy interesante.


También Nereida, otra de sus lunas, posee la órbita más excéntrica de todo el Sistema Solar: 0'75. Al igual que Tritón, se piensa que su órbita tan excéntrica se debe a que es un objeto capturado del Cinturón de Kuiper, teniendo un diámetro de 340 Km.

Y por si fuera poco:


La ley de Titus-Bode señala que la distancia entre un planeta y su estrella esta relacionada con la posición de ese planeta respecto al Sol, resumiéndolo todo en una fórmula simple. Hasta la aparición de Neptuno, todos los planetas la cumplían.

  • Algunas notas interesantes más:




  • Y para despedirnos con el vídeo final, hemos elegido una simulación por ordenador del sobrevuelo de la sonda Voyager 2 por Neptuno y sus lunas en 1989. Esperamos que disfruten del vídeo y ¡nos vemos en otro tema de Espacio140!


    No hay comentarios:

    Publicar un comentario en la entrada