domingo, 22 de septiembre de 2013

Sondas robóticas de exploración

    "Una sonda espacial es un dispositivo que se envía al espacio con el fin de estudiar cuerpos de nuestro Sistema Solar, tales como planetas, satélites, asteroides o cometas."
    —Wikipedia

Con esta descripción tan simple, vamos a comenzar a hablar de un tema bastante complejo, centrado en uno de los mejores instrumentos que actualmente tenemos para explorar el espacio exterior, las sondas robóticas de exploración.

Sonda Voyager
Sonda Voyager - Imagen: NASA

Y para tratar este tema, hemos contado con la colaboración especial de grandes conocedores de ciencia espacial:

  • Sondas Espaciales: "El objetivo fundamental que perseguimos es facilitar toda la información e imágenes disponibles a cualquier persona que esté interesada en las misiones a otros mundos y en la exploración del Sistema Solar, de forma que pueda estar al día de todas las noticias y descubrimientos."

  • Roskiencia: "Blog dedicado a la divulgación científica, no para usarlo como un repositorio de noticias, sino para escribir artículos sobre las más diversas temáticas científicas."

¡Muchísimas gracias a toda la gente implicada por querer compartir vuestros conocimientos con nosotros!

Y ahora, pasemos a ver cuál ha sido el Top10 de esta semana:


Con el tweet ganador, comenzamos viendo hasta dónde hemos sido capaces de llegar con una sonda... hasta ahora, ya que las dos sondas Voyager siguen aún activas.

Las Pioneer 10 y Pioneer 11 fueron lanzadas en 1972 y 1973, respectivamente, y tenían como objetivo principal la visita al planeta Júpiter y a los planetas externos. Al igual que las Voyager, las cuales llevan un disco de oro con un mensaje dirigido a cualquier civilización extraterrestre que pudiera interceptarlas, las Pioneer llevan una placa.

Disco de las Voyager (izquierda) y placa de las Pioneer (derecha)
Disco de las Voyager (izquierda) y placa de las Pioneer (derecha) - Imagen: NASA

El disco de las Voyager lleva grabada una selección de música procedente de distintas culturas, imágenes, sonidos propios de la Tierra y datos diversos sobre nuestra especie y nuestro Sistema Solar. Así mismo, contiene saludos en 55 idiomas humanos.


A semejante distancia, podemos hacernos una idea de lo que tardan los datos en llegar a la Tierra. Hace poco tiempo descubrimos que la Voyager 1 salió al medio interestelar, pero que consiguió este hito en el año 2012. Lo que sucede es que está tan lejos y su señal es tan débil, que se tardan meses en obtener datos precisos. Es lo más lejos que hemos podido llegar hasta la fecha.

Sobre la sonda New Horizons podemos decir que se lanzó en 2006 y tiene prevista su llegada a Plutón en 2015, donde desarrollará su misión de explorar a este planeta enano junto a sus lunas. Más tarde, está planeado que haga lo mismo con el cinturón de Kuiper.

Pero estas no son las únicas sondas que nos han mostrado de cerca el exterior de nuestro Sistema Solar.


Una sonda que no deja de sorprendernos. La misión Cassini-Huygens fue lanzada conjuntamente con NASA, ESA y ASI en 1997 y entró en órbita de Saturno en 2004. Ya en 2005, la sonda de descenso Huygens aterrizó en la luna Titán para estudiar su superficie mientras la nave Cassini permaneció orbitando al planeta y a sus lunas, donde aún continúa. Cada cierto tiempo recibimos fotografías y nuevos datos de Saturno y sus satélites. Estos datos nos llegan con un retraso de algo más de una hora debido a la enorme distancia a la que nos encontramos.


De momento, los proyectos destinados a llegar a otros sistemas solares debemos dejarlos para mucho más adelante, por los motivos que ya vimos en nuestro tema dedicado a los viajes interestelares.

Pero no sólo hemos enviado sondas a los confines del Sistema Solar o a estudiar planetas exteriores. Tampoco son ese tipo de sondas, destinadas a hacer sobrevuelos, las únicas que hemos enviado más allá de la Tierra. Tenemos orbitadores en la Luna (LRO - Lunar Reconnaissanse Orbiter), en el Sol (SOHO - Solar and Heliospheric Observatory), en Mercurio (Messenger)... y, por supuesto, en Marte:


    "El aerofrenado (no confundir con aerocaptura) es una técnica que se utiliza en astronáutica para cambiar el tamaño y la forma de la órbita de una nave (...) La nave usa la fricción con la atmósfera del planeta para frenarse en cada órbita, lo que reduce progresivamente el tamaño de la órbita para adecuarla a los objetivos de la misión."
    —Wikipedia

Muchas son las sondas que hemos enviado a nuestro vecino rojo, algunas exitosas, pero otras fallaron en sus objetivos (una de las últimas en fracasar fue la misión rusa Phobos-Grunt). Algunas incluso forman ya parte de la historia del propio planeta:


Sin duda, la sonda Mariner 9 nos ayudó a conocer el relieve de Marte y nos mostró imágenes nunca vistas del planeta rojo.

Pero los objetivos no sólo son planetas. Otros orbitadores se han lanzado incluso con el fin de estudiar cometas, o los recién catalogados como planetas enanos.


Ceres es un planeta enano que pertenece al cinturón de asteroides, considerado hasta la fecha el más grande de los asteroides descubiertos, y nombrado planeta enano cuando se creó esta categoría en el año 2006. Vesta, por otra parte, es el segundo objeto más grande de ese cinturón.

Además de las sondas de sobrevuelos y los orbitadores, hemos lanzado también otro tipo de sondas, como los aterrizadores o "landers", sondas destinadas a posarse sobre la superficie de cuerpos celestes y enviar datos desde allí.


Lanzada por la Unión Soviética en 1970, esta sonda llegó a la superficie de Venus ese mismo año y estuvo enviando datos durante 35 minutos. Después de 23 minutos más comunicándose con la Tierra con una señal muy débil, acabó perdiéndose para siempre. Pero logró un hito, ser el primer aterrizador en otro planeta.

Y no es el único aterrizador que tenemos en otro mundo. Más arriba, ya comentamos que Cassini estaba formado por la nave Cassini y el lander Huygens.


Con los años, también hemos podido desarrollar lo que podemos llamar "la evolución" de los aterrizadores: los vehículos de exploración o "rovers". Vehículos autónomos capaces de recorrer la superficie de otro cuerpo celeste. El primero de todos ellos fue el soviético Lunojod 1, lanzado en noviembre de 1970.

No obstante, los rovers más avanzados son los que ahora se encuentran explorando Marte, de los que seguro has oído hablar en más de una ocasión. Nos referimos a Spirit y Opportunity, dos vehículos gemelos que llegaron al planeta rojo en 2004. Han recorrido su superficie, han tomado infinidad de fotografías, han taladrado sus rocas y nos han demostrado que hubo agua en el pasado marciano. En definitiva, nos han enseñado cómo es Marte. Su misión inicial era de sólo tres meses, pero los dos superaron con creces esos tiempos, negándose a "morir", incluso después de bastantes problemas (atascos, ruedas bloqueadas, fallos en instrumentos, falta de energía por acumulación de polvo en los paneles solares...) Spirit duró hasta 2011 (¡nada menos que 7 años terrestres!) justo cuando se dio por finalizada la misión al no recibirse datos de él durante varios meses. Opportunity, sin embargo, aún sigue funcionando.

Su sucesor, su hermano pequeño en edad pero grande en tecnología y capacidades, también se encuentra en Marte. Nos referimos a Curiosity, un vehículo de unos 900 kg de masa que cuenta con los instrumentos de medición más avanzados hasta el momento.


Técnico del JPL operando con el rover Curiosity
Técnico del JPL operando con el rover Curiosity - Imagen: NASA/JPL-Caltech

Un gran futuro le espera sin duda a Curiosity. Es seguro que nos enseñará muchas cosas sobre Marte, y preparará también el camino para una futura misión tripulada.

  • Algunas notas interesantes más:







  • Todas estas sondas de las que hemos hablado, repartidas por el Sistema Solar, y otras muchas que han sido ya enviadas o están aún por lanzar, nos ayudarán día a día a conocer un poco mejor nuestro mundo y todo nuestro Universo. Y para que las conozcan aún mejor, les dejamos con un video-documental titulado, como no podía ser de otra manera, "Sondas espaciales".


    ¡Les esperamos a tod@s en el próximo tema!

    No hay comentarios:

    Publicar un comentario en la entrada